Rubén Medina (1954)

BIBLIOGRAFIA POETICA:

Amor de lejos/Fools`Love, 1986

Cómo desnudar a una mujer

con saxofón

No es fácil.

El aire que sale del estómago

debe traer

la sal del mar.

Las llemas de los dedos

deben hablar

de palmeras

de membrana a surco

o de soles que trabajan

de noche.

Los sonidos,

agua y metal,

casi vena,

deben confundir

oído y hombro,

y descender las rodillas

con la misma suavidad

de quien maneja

un chevrolet 53

a 30 millas por hora,

en un freeway de Los Angeles.

Los ojos deben permanecer

cerrados

hasta que la noche

tenga 24 horas,

la semana más de siete días

y no existe la palabra

desempleo.

Y entonces,

abres los ojos,

y quizá

encuentres la sonrisa

de ella.

Pero esto no significa

más que un categórico

saludo de hola,

quihúbole,

wat's going on, ese,

porque también

en la plusvalía

hay

pasión.

Poetas de una generación 1950-1959. 1988

Los poetas ya no van a París

¿Qué hace, París, con los poetas

salidos de las colonias

proletarias?

¿Acaso convierte el odio

en el vino viejo

de la aristocracia

o crece el dolor

en los zapatos,

en los bolsillos del pantalón?

¿Aprenden, los poetas, el mercibocu

o trabajan de extras en películas

de ciencia ficción?

¿Una hembra les toma fotos

en las afueras de un mercado?

¿Miran a Vallejo

caminando por el buolevard Raspail

y sus ojos tristes de burro?

Y aquí, mano, es la casa

donde Rimbaud y Verlaine

eran dos sillones fosforescentes.

Los poetas ya no van a París.

Andan de hospital en cantina,

de calle en fábrica,

de dancing en oficina,

de amigo a hembra

buscando el Lunes Padre.

Reanudan el día de conejo,

la noche de elefante en descanso.

Abordan autobuses

de todavía anoche

y no hay tiempo para maldecir el hueso,

el hijo, la hija

-¿quién necesita zapatos, azteca boy?

No hay tiempo para los juegos florales

y aquellos sueños de rimbausitos

a los veinte años

y mujeres que han dicho hasta el nombre.

Los poetas ya no van a París.

Andan en el sur

donde la guerra continúa.

Andan en el norte

donde ha empezado la peste.

para José Peguero

Poetas de una generación 1950-1959. 1988