Floriano Martins
floriano@secrel.com.br
 

Versión al español de Benjamín Valdivia
valdivia@quijote.ugto.mx


Otras fromas de extravío

¿Cuál es el soplo quemante de tu eternidad?
Ahora estamos a la medida de la ruptura.
Tomar nota del vuelo para identificar el ave,
los gemidos del fuego que suena feliz en su función.
Ahora es indagar de la virgen dónde recorrer
la llama de su origen, el incierto buceo
en los párpados reflejados de sus visiones.
Para ella, todo sentido es movimiento. Más breve
aquél que le toque antes que lo perciba.
Se desata la animada criatura en apariciones,
velada por sus ídolos, que no nadan
como las criaturas de Santa Teresa.
Apenas el río, circundado por la sombra
de su fino papiro que se escribe a sí mismo,
mares a hilo. ¿Quién te envía?, si no quieres
ser la medida de tu propio extravío.
 

Outras formas de extravio

Qual o sopro queimante de tua eternidade?
Agora estamos para a medida da ruptura.
Tomar nota do vôo para identificar a ave,
os soluços do fogo que soa feliz em sua função.
Agora é indagar da virgem por onde percorrer
a chama de sua origem, o mergulho incerto
nas pálpebras espelhadas de tantas visões.
Para ela, todo sentido é movimento. Mais breve
aquele que lhe toque antes que o perceba.
Desata-se a animada criatura em aparições,
velada por seus ídolos, que não nadam
(nadam) como as criaturas de Santa Teresa.
Apenas o rio, circundado pela sombra
de seu fino papiro que se escreve a si mesmo,
mares a fio. Quem te envia, se não queres
ser a medida de teu próprio extravio?


El notario

Un nombre para las partes de tu cuerpo que emiten fuego,
otro para el rostro que se cubre de tus flamas.
Un nombre que sea para el guía de tus piernas fluctuantes,
y otro más para los campos que evitan tu morada.
Todos estarán felices con sus nombres. Unos con más de uno,
otros a punto de perderlo. El nombre los torna casi perfectos.
Anótame un dios sin nombre y de esto me hago cargo.
Serán bellos o tristes, vendados o traídos por la corte,
violentos o angustiados. Hay los que se sienten únicos
y se juzgan renacidos cada vez que el nombre es pronunciado.
Pues siendo iguales, los nombres también son distintos.
Los distribuyo cargados de ilusiones. Fábulas o decretos,
rúbrica de todo lo que somos o rechazamos. No te protege
el infierno del nombre cierto, traje con el que subes a la escena.
 

O tabelião

Um nome para as partes de teu corpo que emitem fogo,
outro para o rosto que se guarda de tais chamas.
Um nome que seja para o guia de tuas pernas flutuantes,
e outro mais para os campos que evitam tua morada.
Todos estarão felizes com seus nomes. Uns com mais de um,
outros a ponto de perdê-lo. O nome os torna quase perfeitos.
Aponta-me um deus sem nome e disto me encarrego.
Serão belos ou tristes, enfaixados ou traídos pela corte,
violentos ou angustiados. Há os que se sentem únicos
e julgam-se renascidos a cada vez que o nome é pronunciado.
Mesmo sendo iguais, os nomes também são distintos.
Distribuo-os carregados de ilusões. Fábulas ou decretos,
rubrica de tudo o que somos ou rejeitamos. Não te protege
o inferno do nome certo, traje com que entras em cena.


Floriano Martins. Nace en Fortaleza, Brasil, en 1957. Poeta, ensayista y traductor, también se ha dedicado, en particular, al estudio de la literatura hispanoamericana, sobre todo en lo que respecta a poesía. Es autor de libros como Escritura conquistada (Letra & Música, Fortaleza) y Escrituras surrealistas (Memorial da América Latina, São Paulo), ambos publicados en1998.
    También en esta misma fecha publicó, para la carioca Ediouro, sus traducciones de Poemas de amor, de Federico García Lorca y Delito por bailar o chá-chá-chá, de Guillermo Cabrera Infante. Su poesía se encuentra reunida en el volumen Alma em Chamas (Letra &Música, Fortaleza,1998).
        Con una larga trayectoria de colaboración para la prensa, en Brasil y en el exterior, también ha escrito algunos artículos sobre música, artes plásticas y literatura. Actualmente es articulista del Jornal da Tarde (São Paulo) e integrante del Consejo Editorial de la revista Poesia Sempre, de la Biblioteca Nacional (Río de Janeiro) y de la colección Clásicos Cearenses, de la Fundación Demócrito Rocha (Ceará). Dirige, junto con Rodrigo de Souza Leão, la revista virtual Agulha. Es además autor de una biografía  del compositor Alberto Nepomuceno.


Benjamín Valdivia. Nace en Aguascalientes, México, en 1960. Tiene estudios de doctorado en filosofía y en educación. Es profesor en la Universidad de Guanajuato. Ha desempeñado labores en universidades de Canadá, Estados Unidos y España. Ha publicado poesía, novela, cuento, teatro, ensayo y traducciones (del inglés, francés, portugués, alemán y latín) en diversos medios mexicanos y extranjeros.
    Algunas de sus obras publicadas son los libros de poesía El juego del tiempo (Secretaría de Educación Pública, 1985), Demasiada tarde (Universidad de Guanajuato, 1987) y Paseante solitario (Ediciones La Rana, 1997); el de ensayo Indagación de lo poético (Tierra Adentro, 1993) y la novela El pelícano verde (Ediciones Castillo, 1989) con la que obtuvo el premio internacional "Nuevo León" en 1988.
    Ha sido miembro del Sistema Nacional de Investigadores y becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, en México. Entre sus libros recientes están: Nuevas meditaciones cervantinas (Universidad Autónoma de Querétaro, 1997), Breviario del unicornio (Verdehalago, 1998), Argumentos para la retórica (Ediciones Desierto, 1999) y Veleidades de Numa Fernández al caer la tarde (Ediciones La Rana, 1999), libro con el que obtuvo el Primer Premio Nacional de Novela "Jorge Ibargüengoitia" en 1998.


Argos 20/ Poesía