Roberto Minero Legazpi

GOLDEN GATE & BAY BRIDGE


En el estar

irrepetile ser

mirada única

vacuidad infinita del instante

El oceáno nocturno penetra la ciudad

fríamente la estalla la fragmenta la despedaza

en mil matices de neón

Arriba el puente se desteje

en mil y un grafemas babelianos

enorme metálica naranja telaraña

como rubor de mejillas ante el orgasmo

el disco solar ha caído una vez más

La noche de San Francisco se estremece

petrificante de mar la niebla se hace rosas muertas

de puente a puente

del sonido a la furia

de la pasión al dolor

Dicta una mirada sola

y tres puñaladas verdaderas

Amar es el colmo de estar vivo
 

Regreso a la página de Argos 1/ Poesía