Dolores Hernández
lolisjoplin@hotmail.com

Historia


Esta es la historia de una mujer
que va desapareciendo,
va desapareciendo tras las gafas
tras el velo oscuro de sus recuerdos.

Esta es la historia de una mujer
que se lava todos los días
para desaparecer sus culpas,
para desaparecer su culpable sexo.

Esta es la historia de una mujer
que envuelta en pecado recorrió la noche en silencio
para encontrar el placer prohibido a las oscuras mujeres
que se pretenden bajo el sol todos los días;
prohibido a las mujeres camaleón de otros deseos.

Esta mujer dibujó signos en su cara
para encontrar respuestas
que pudieran revivir su putrefacta existencia
que pudieran limpiar la pestilente azotea de su memoria
habitada de aves enfermas y desconfiadas.

Esta mujer anda oscilando entre el bien y el mal
entre el deber y el vivir,
entre el morir y el hacer,
entre su yo y los demás,
entre la guerra y la paz.

Ella recorrió el espejo
en busca de una silueta por lo menos,
de una sombra por lo menos,
de una sonrisa por lo menos,
que le recordara que una vez existió
en algún lugar del tiempo.

Esta es la historia de una mujer
que atrapada al fin por la culpa,
por las razones maternas,
por opiniones enfermas,
por voluntades ajenas,
por la vergüenza de saberse mujer completa…
se resignó a desaparecer…



Dolores Hernández. Trabaja en  la Universidad de Guadalajara desde hace diez años donde inició colaborando en el Centro para la Escritura de Creación que dirigía el poeta Ricardo Yáñez a la vez que participaba en el Taller de Poesía Escénica que dirigía el propio poeta.

    Es cantautora, trovadora e interpréte. Actualmente colabora con la Oficialía Mayor de Cultura del H. Ayuntamiento de Guadalajara y con la Secretaría de Cultura en el Programa de Apoyo a Municipios. Se ha presentado también en espacios de la propia universidad, y en algunos otros foros culturales.


Argos 19/ Poesía